Tiroides y Corazón

  • 25/11/2016
  • 2479 Vistas

La Tiroides es una glándula endocrina que actúa de manera interna, se ubica en el cuello, comienza a funcionar en el 4º mes de gestación y, si está bien y sana, no provoca ningún inconveniente. El Dr. Michaud, Endocrinólogo de la Universidad Diego Portales y el Hospital Sótero del Río, explica que “los primeros meses del desarrollo del feto dependerán en forma muy importante del estado de la tiroides de la madre, porque ese feto en formación va a usar la hormona materna para su desarrollo, y en ello es fundamental el sistema nervioso central.

Hoy se sabe que los hijos de mujeres a las que les falta hormona tiroidea, nacen con un coeficiente intelectual más bajo que el esperado”.

 

3d rendered illustration of a thyroid cancer

 

La hormona tiroidea actúa en todas las células del organismo, y se relaciona con la estimulación del funcionamiento de las mismas. Es decir, Si falta esta hormona, el cerebro va a andar más lento, al igual que el corazón y el hígado, todas las células del cuerpo van a funcionar a un ritmo más bajo. De lo contrario, si hay exceso de esta hormona, nuestro organismo andará a una velocidad más rápida, por lo tanto se podría decir que la tiroides “aporta parte del combustible para que la máquina funcione”, como lo señala el Dr. Michaud.

 

Fuente: Revista Salud y Corazón, de la Fundación Sochicar